24 Nov

-De la pág. 44 a la 46-

EL NIÑO DE LOS NUEVE DEDOS Y MEDIO: 

Mientras el exinvisible niño recibía su consulta, otro niño se mantiene tumbado en la cama, piensa todo lo que le ha pasado en los últimos meses. Piensa en sus consecuencias. Está asustado como nunca lo ha estado en su vida, pero no lo admitirá. Lleva horas mirando al techo, como si eso tuviera la solución. Se sienta sobre la cama, abre las manos y mira sus dedos. Es una manía de que tiene. Nunca se le ocurriría abrir en público la mano así. Nunca enseñará sus nueve dedos y medio. Pero si suele presumir de la cicatriz que tiene en el pecho, justo encima del corazón, piensa que eso le hace más duro y tal vez la decore con un tatuaje. 

Estuvo veinte minutos para intentar explicarle que es normal. Muy normal. Ni tan alto como el Jirafa, ni tan pequeño como Raúl el Hobbit, ni tan gordo como Nacho Hormigón, ni tan flaco como Pedro Fideo. Él se consideraba normal, decía que cualquiera que le observe no sería capaz de encontrar nada que le llamase la atención de él. Por ejemplo, no lleva gafas, es capaz de ver cualquier letra desde cualquier punto de la clase, recuerda que desde que ocurrió lo del avispero, tiene mejor vista que los demás. Hasta es capaz de ver en la oscuridad, pero esto no se lo ha dicho. Tampoco lleva los tipicos hierros en la boca, de estos que llevaba Willy Wonka cuando era niño. Tiene los paletos un poco torcidos, pero casi no se nota. 

Él nuca pensó que fuera a ser tan… especial. Él decía que es normal en casi todo. Casi porque solo tiene un defecto, que no se lo ha dicho a ella. Es un defecto porque no sabía ni que lo tenía. Bueno, si lo sabía, pero nunca llegó a pensar que es un defecto. Es un defecto y depende de en qué lugares, un gran defecto. No se ve a simple vista, es más, puedes estar una tarde entera con él y no darte cuenta. Pero al parecer ese defecto afecta a muchos estados de su vida. Ese defecto que le ha llevado hasta la cama de este hospital. 

3 thoughts on “-De la pág. 44 a la 46-

  1. Resúmenes demasiado largos y les falta un poco de reflexión personal sobre lo que has leído. Prueba a hacerlos solo de cinco o seis líneas y luego incluy tu opinión.
    Una imagen también mejoraría las entradas del blog

  2. Te han faltado los textos de creación y hacer aportaciones a las entradas de los demás. Los resúmenes no están mal, pero son muy largos y sin imágenes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected by WP Anti Spam