12 Ene

Abdel

Capitulo 5

Abdel sabia que algo raro estaba ocurriendo. Empezo a estar atento a todo lo que ocurría en la casa. Una tarde registró todo el salón, y no se encontro con ningun papel ni nada sobre permisos ni contratos. Pero cuando de verdad sintió que estaban frente a un engaño, fue al abrir un cajon y encontrar dos pasaportes de distintas personas, pero los dos con la foto de Jorge.

Abdel no le dijo nada a su padre, hasta pasado un tiempo, que fue demasiado tarde. Abdel espiaba a sus jefes, pero no hacian nada raro. Otro día, tuvo que volver a entregar otro sobre, y ese día Jorge solo recibió una llamada, muy corta <Señor Jorge, la mercancia esta a salvo>, en cuanto colgo, salió de la finca, y recogió un paquete que escondio bajo una piedra. A Abdel le olia a gato encerrado.

A media noche, Jorge llego en coche, recogió a Vicente, su ayudante, y le preguntó por la mercancia. Abdel cogio su bicicleta y les siguio con el coche. Cuando pararon, Abdel pensaba que habia sido visto por sus jefes, pero no fue asi.

Los jefes despertaron a un guardia, de un cementerio cercano, al que dieron dos pequeñas botellas de licor amarillo. Acto seguido, el guardian les dio a Vicente y a Jorge «las llaves del apartamento azul».

Era la primera vez que Abdel entraba en un cementerio español, en el que habia, como el decia, hasta casas para que vivieran los muertos. Pronto Abdel llego a «el apartamento azul» siguiendo a sus jefes. Vio como entraban, y a los pocos minutos como salian sin ese misterioso paquete. Los jefes regresaban, asi que Abdel se tiro al suelo entre unas tumbas para no ser visto. Luego salto por las verjas, y regreso con mucho miedo a la casa.

One thought on “Abdel

  1. ¡Cuidado! hay muchos pretéritos perfectos sin tilde y un «tuvo» que debiera estar con «v» porque es del verbo «tener», no de «tuBería».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected by WP Anti Spam