6 Abr

La cinta roja: De la pag. 50 a la 60

Mina preguntó a Ella si sabía bordar y Ella mintió, diciendole que si. A la hora de cenar Ella no encontraba a Rose y salió a buscarla. La encontró poco antes de las nueve, hora a la que apagaban las luces. Ella empieza a describir las duras condiciones de vida que había en ese lugar, colchones de paja, llegaban a ser seis personas apretujadas en literas e incluso cubos utilizados como retrete. Ella oyo un alboroto por la noche en la parte de abajo del edificio en el que se encontraban. Ella se asomó a ver que pasaba… La jefa de barracón y sus secuaces habían acorralado a Rose. Las jefas de barracón eran presas, pero actuaban como guardianas, tenían un gran estatus con el que conseguían mejor comida y mejores literas. Las jefas de barracón se enecargaban de asiganar diversas tareas al resto de gente que había en esas «celdas». Ella y Rose se ponen a comer a escondidas y Ella hace un poco de ruido. Rose le llama la atención por hacer ruido, y que si las pillan, el castigo puede ser muy severo.

Reflexión personal:

Estas 10 páginas han sido bastante largas y con bastante contenido, así que no quería extenderlo más. El libro de momento me está gustando y sobre tdo esta última parte, dónde se introduce acción y tensión, lo que te sumerge en la historia.

One thought on “La cinta roja: De la pag. 50 a la 60

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected by WP Anti Spam