1 Jun

Resumen «La cinta roja» Pag. 69 a 75

Ella cuenta la rutina que pasaba en el campo de concentración, todos los días, explica que, como Las Guardianas vieran la más mínima cosa sospechosa, podrían hasta dejar inconsciente a una prisionera. Ella dice que las obligaban a coser hasta que se les agrratoban las manos y se les emborronaba la vista. Ella narra un suceso que le afectó bastante, una mujer había llegado al taller de costura, y pidió a Ella consejo sobre un traje de baño, Ella, fascinada, preguntó si en Birchwood había piscina. La mujer ante aquella preguntá respondió que no para «los de su clase», que era para «gente apropiada». Esta respuesta enfadó mucho a Ella.

Ella dice que más allá de la diferencia de ropa, ella y una persona alemana, nunca serían iguales, ya que en un campo de concentración perdían su valor como humanos. Se pone a reflexionar y dice que incluso mucho antes de la guerra las personas llenas de odio que estaban al poder tenían unas Listas con gente a la que querían borrar literalmente de este mundo. Incluye que estas personas podían ser de otro color, de otra fe, gente que simplemente pensaba de otra manera o incluso gente con el cerebro o el cuerpo contrahecho.

(Aquí doy una opinión extensa y reflexiono sobre lo que ha dicho Ella. Es mi opinión y no pretendo ofender o molestar a ninguna persona)

Yo, personalmente, opino que actualmente la mayoría de la política funciona así, si piensas distinto, tienes otro color de piel, otra orientación sexual o si tienes otra religión a la «normal» de tu país, pretenden que no existas o tengas menos valor en la sociedad, intentan darte menos visibilidad o actuar en tu contra de una manera perjudicial, pienso que deberíamos tener maneras más pacíficas o menos perjudiciales para la gente que piensa lo contrario a nosotros de intentar convencerlos.

2 thoughts on “Resumen «La cinta roja» Pag. 69 a 75

  1. No se si hay que hacer los resumenes así, pero comparados con los que hago yo son muy cortos (o los mios son muy largos). Yo en tu opinión no estoy del todo de acuerdo, pero creo que tienes parte de razón en eso de la política y tal. Me gusta tu libro ya que es interesante saber cómo se vivía en un campo de concentración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected by WP Anti Spam