Juan Manuel Martínez comparte su experiencia formativa en Nottingham

Este año, me inscribí en un curso intensivo de dos semanas en la academia ILS de Nottingham.

The_oldestNottingham es una ciudad que históricamente gira en torno a Robin Hood (bosque de Sherwood) y el Castillo del siglo XI (Nottingham castle) donde se produjeron los enfrentamientos entre el sheriff de Nottingham (partidario de Juan sin Tierra) contra Robin Hood (partidario de su hermano el rey Ricardo). Paseando por la ciudad las referencias a este pasaje histórico son constantes. Muy cerca del castillo está ‘the oldest pub of England’, una cueva dónde disfrutar de un típico pub Inglés dónde puedes quedar con los amigos para charlar, comer o echar una partida a los dardos.

Es una típica ciudad inglesa, con amplios parques y casas de dos pisos. El río Trent que rodea la ciudad está repleto de esclusas que lo hacen navegable para barcazas de todo tipo, sobre todo las turísticas. Como todas las ciudades inglesas lo que es una locura es cruzar las calles y si vas en coche o conduces llegar a una rotonda… es el mundo al revés.

En las afueras de la ciudad está el distrito Universitario, con amplios parques y bosques. Allí se encuentra Woollaton Hall, una mansión británica propiedad de un lord, mitad castillo mitad palacio, con colecciones de todo tipo (armas, pinturas… etc). Parece ser que una entrega de la serie de películas de Batman se rodó allí (Batman beginning).Woollaton_oneCatedral_pub_oneLa ciudad es de tipo medio (como Gijón). Realmente me impresionó una catedral de estilo gótico (similar a la de Burgos) trasformada en un Pub. No lo pude remedir y le saqué muchas fotos.

La academia organizaba excursiones a diversos lugares próximos a Nottingham, como Liverpool, a ver el local donde tocaban los Beatles (the Cave), York, Cambridge….etc..

En cuanto al curso, como es habitual en este tipo de cursillos, lo primero que hacen a todos los estudiantes nada más llegar, es un “control” y “evaluación” de tu nivel de inglés, para ubicarte en un grupo y nivel que sea motivante para ti, en otras palabras, que no sea excesivamente fácil, ni tan difícil, que dejes de asistir. Ajustaban la dificultad de la tarea a las habilidades del estudiante. Con todo, si te parece muy fácil o difícil, te dan dos días para pedir que te cambien de nivel.

Me ubicaron en un nivel intermedio y como buen Spaniard, mi gramática no era mala, era uno de los chicos aplicados de la clase; mi speaking “tiene un fuerte acento español”, pero mi listening….; Me preguntaron a cerca de qué pensaba que tenía que mejorar más, comenté que mi listening y me ubicaron en un grupo intensivo de clase, tres días a la semana, con un alto componente de listening.

El profesor de la mañana (intermedio) se llamaba Karl, un profesor de Nottingham que se había recorrido latinamérica, y tenía conocimientos de castellano. Los compañeros de clase eran de diversas nacionalidades (Yugoslavos, rusos, turcos, emiratos, italianos, croatas, alemanes…), y como dato anecdótico había dos chilenos y un ecuatoriano con los que a veces, en el coffee break, nos desquitábamos con el castellano.

Cada semana veíamos una unidad didáctica. La primera trataba sobre casas, lugares y construcciones para vivir. La segunda trataba sobre misterios del siglo xx incluyendo la desaparición de un aviador en 1937 en el océano Pacífico.

KarlMejor que los contenidos eran las actividades que nos proponían ya que en todas había un alto componente participativo (speaking and listening). El profesor de las de la mañana (nivel intermediate) Karl, solía empezar la sesión sorteando entre los alumnos una serie de palabras o expresiones en inglés que luego, sin mostrarla, tenías que explicar a un compañero al azar para que la adivinase. Si lo adivinaba, intercambiabas con él la palabra o expresión, y con esa nueva palabra hacías lo mismo con otro compañero. Cuando finalizaba el tiempo (unos 10 minutos) cada alumno tenía que construir y decir una frase que contuviera dicha palabra.

Un día a la semana, nos organizaba por parejas y nos entregaba por sorteo cinco palabras o expresiones, y teníamos que redactar una historia con ellos. Estas historias las exhibía en la pared de la clase y los alumnos votaban la historia mejor. La pareja que lo conseguía, leía su historia al resto, una vez corregida por el profesor.

El profesor del grupo de tarde, de Inglés intensivo con trabajo adicional para mejorar el listening, se llamaba Jonatan, era muy joven y dinámico. Solía empezar la clase sacando a un alumno que se situaba frente a sus compañeros y delante de una pizarra en la que Jon escribía palabras que tenía que adivinar a través de los comentarios que sobre ellas hacían sus compañeros. Trabajábamos en grupos haciendo actividades creativas.

La primera semana dentro de la unidad “roads to fame”, la dedicamos a los “viral videos”. Hablamos, vimos documentales, discutimos a cerca de por qué un video se trasforma en viral, y al final de la semana, con otros dos compañeros nos metimos en la red y, elegimos un video de Youtube (Brazilian baby) para presentarlo al resto de la clase (what shame!) explicando por qué pensamos que podía ser un viral video….fué muy divertido. En la segunda semana tratamos el tema de los animales salvajes en Kenia y su relación con los humanos (‘Lions killed near Nairobi’), ofreciendo posibles soluciones para la convivencia entre ambos colectivos.

Los dos profesores te hacían sentir que tú eras el protagonista. Las diferentes unidades didácticas estaban repletas de actividades para realizar con los compañeros. Los contenidos eran una disculpa para entablar conversación y realizar las oportunas correcciones gramaticales y de vocabulario por parte del teacher.

Lo más importante era comunicarse, cometer errores formaba parte del proceso y a nadie le importaba. Siempre tenías ganas de contar cosas relacionadas con los temas y contenidos propuestos, porque los profesores te apoyaban y valoraban muy positivamente dicho interés por hablar. Todos los días mandaban tareas (writings), sobre temas cotidianos y de actualidad. Recuerdo uno a cerca del motociclismo presumiendo de los campeones que tenemos en España en la categoría reina: Márquez, Lorenzo y Pedrosa.

studentsResumiendo, a pesar de que a priori me parecía que dos semanas de curso intensivo en una academia por el verano en Nottingham sería muy duro, la verdad es que fué muy divertido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Protected by WP Anti Spam