Juan Manuel Martínez (Manel) comparte su experiencia formativa en Cambridge

Después de las visicitudes del viaje llegué por fín a Cambridge.

Una ciudad de estudiantes sin rascacielos, de ambiente medieval con casas y edificios de época. Está atravesada por un rio (river cam), que separa a la cuidad en dos grandes zonas: el Centro (Down Town), y la zona residencial (Chesterton). La ciudad cuenta con muchos parques (Parker’s piece, Christ piece… etc), que se llenan a media mañana de estudiantes (coffee break), y gran número de Colleges (24), entre los que destaca el «Trinity College». Verdaderamente, un sitio para conocer.

DSC02414Estaba alojado con una familia de origen turco que vivía en Chesterton. En su casa también tenían a un estudiante georgiano, y dos libios. Todos eran musulmanes. A la hora de la cena (comida turca) nos juntábamos y hablábamos de lo humano y lo divino: de nuestros países, de la gente, y anécdotas de viajes. Constituíamos un grupo muy heterogéneo de personas que sólo teníamos en común la necesidad de comunicarnos en Inglés. Fué muy divertido.

Me había apuntado en una academia de la ciudad (EC English) a un curso intensivo semanal de 22,5 horas. ¡una locura!. Estaba ubicado en tres grupos diferentes: mañana, medio día y tarde. En cada grupo tenía profesores y compañeros distintos. Eran mayoritarios los compañeros de clase de origen musulman y chino.

DSC02424La academia estaba en un lugar céntrico al lado de Emmanuel College, y de un gran parque (Christ’s Piece). En la academia, nadie hablaba español. Sólo había un profesor que hablaba italiano.

Mi tutora era una señora de origen indú llamada Pía. Me daba clase por las mañanas y al medio día. Con ella tratamos entre otros, temas como «silence letters», «pressent perfect», «past perfect», «irregular verbs»…etc

Mi profesor de la tarde se llamaba John. Era irladés. Lo primero que hacía antes de empezar la clase era recoger todos los móviles. Era un tipo muy simpático y cercano. Los temas tratados eran muy variados y cotidianos como por ejemplo «Modern manners», «Good and Bad manners», «Edit your friends», «Describing a house or flat», «Blind date»… etc

Las actividades que hacíamos eran interactivas y muy variadas. Los profesores eran dos miembros más de cada grupo que estaban muy pendientes de nosotros para ayudarnos en todo lo que les propusiéramos.

El primer día de Academia, lo primero que hice, fueron unas pruebas para que me ubicaran un un grupo en función de mi nivel de Inglés. Bueno, no hubo sorpresas. Cada dos días tenía que hacer un «progress test» para comprobar mi mejoría y motivarme a serguir esforzándome. El último día, el «final test».

Las metodologías que utilizaban para organizar la clase y las actividades, eran muy similares entre los distintos profesores: Los profesores proponían unos temas (Polite/rude, modern maners, edit your friends, etc), nos organizaban por parejas o grupos para discutir sobre ello durante un tiempo, para finalmente, exponer en grupo e individualmente las conclusiones.

Los profesores supervisaban e intervenían en las discusiones sobre todo cuando algún estudiante no participaba. También nos mandaban hacer redacciones (writings) sobre temas variados ( advertisements, describe your flat in Paris, New York. English irony and humor. ), escuchar canciones (Simon y Garfunkel), hacer lecturas de textos (Blind date, modern maners, …etc), o analizar diálogos de personas que están hablando en la calle sobre temas cotidianos.

Manel_CambridgeEl último día de clase, al finalizar ésta, mi tutora me citó para asesorarme y orientarme en mi estudio del Idioma. Me recomendó algunas webs muy útiles para temas gramaticales (englishpage.com y perfect-english-grammar.com), me animó a leer libros sencillos, escuchar música y ver películas en inglés.Me trasmitió que a pesar de mis años, aunque me costase más el aprendizaje del idioma, constituía una excelente y divertida gimnasia mental, y, que a pesar de mis errores, le echara morro (cheeky) y siguiera hablando.

Personalmente, la experiencia me resultó muy positiva. Durante una semana tuve que arreglármelas hablando sólo Inglés (Spanglish), algo que me parecería impensable a priori. A pesar de ni nivel de idioma, conseguí sobrevivir, y descubrí que los ingleses también pueden pueden ser «nice and friendly».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Protected by WP Anti Spam