#saludable “Del plátano al huesito”. Una reflexión sobre la merienda

¿Qué relación puede haber entre estos dos alimentos? Seguramente la única es que ambas pueden formar parte de la merienda de uno de nuestros alumnos o alumnas. Seguro que, de elegir, todos recomendaríamos la fruta pero ¿podemos merendar las dos cosas a la vez y de una manera saludable?

Empecemos por el principio. Es cierto, de elegir, sin duda el plátano. ¿Por qué?

 Son varios los aspectos que otorgan al plátano una importancia clara:

1º Da energía. El plátano tiene una importante cantidad de azúcar,  más cuanto más maduro esté . Y todos sabemos que el azúcar natural es la principal fuente de energía para el funcionamiento muscular.
 2º Reconstruye. En el organismo es fundamental la acción del potasio, básico en los procesos de hidratación (con la importancia que esto conlleva) interviene en la construcción de las proteínas y hace posible el trabajo muscular.
 3º Sacia, es decir, con poca cantidad es un alimento que llena, por eso basta con comer un plátano y eso hace que, aunque tenga más calorías por 100 gramos que otras frutas, al saciar más comemos menos, por lo que lejos de lo que se cree, no engorda.
4º Revitaliza, por su cantidad de vitaminas y minerales que tiene.
5º Regula, por sus 2,55 g. de fibra por cada 100 gr.
6º Favorece la circulación y, por tanto, evita enfermedades a esos niveles por su regulación hídrica ya comentada.
Por su contenido en hierro (0,59 mg./100 gr.) es bueno para evitar anemia y carencias de ese mineral.
Ahora bien, con todo ello no siempre resulta atractivo a los ojos y quizás haga que nuestros chicos y chicas lo rechacen frente al “Huesito”, duro competidor. Hagamos un truco.
Vamos a construir “falsa Nutella de plátano”, muy saludable y que sale de batir muy bien un plátano con dos cucharadas de cacao desgrasado (toda las ventajas y nada de grasa – de este alimento hablaemos otro día -) y, si se quiere – opcional – edulcorante líquido, un chorrito pequeño. Con eso tendremos una masa como la nocilla pero con la fuerza del plátano y lo mejor del cacao y nada de azúcar. Ya puede usarse para untar cualquier cosa pero vamos a los Huesitos…
Vamos a usar barquillos de helado, esas galletas finas y ricas con muy poca materia grasa y que nos darán la base del Huesito.
Cojamos cuatro. Hay que untarlas con una fina capa de la “nutella” de plátano, ponemos una sobre otra (4 pisos) quedando la cara superior e inferior sólo de galleta. .
Métela un ratito (20′) en la nevera.
Desde ahí dos opciones, la tenemos ya lista o metemos en el microondas un minuto dos onzas de chocolate negro (bajo en azúcar). Con el chocolate derretido y en una rejilla o algo que nos permita no mancharnos en exceso cubrimos la cara superior e inferior y… ¡listos los huesitos más saludables! No hay plátano que se nos resista.
Bueno este recurso es para “engañar” de vez en cuando pero nada como ir directamente a por un sabroso plátano.
Ah! Os dejo una foto de los “huesitos” que hice para poder escribir mejor esta entrada 😉
huesitos de nocilla de plátano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Protected by WP Anti Spam

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer